La Fundación de Stuart Weitzman, mecenas de la Garma, destinará más de 300.000 euros durante los próximos tres años para realizar tareas de investigación, conservación y protección de la Cueva de Omoño. Además propone un plan de acción mediante el uso de nuevas tecnologías para darla a conocer al mundo (hay que recordar que la Cueva de La Garma no es visitable en la actualidad).

Tanto él como su socia en la Fundación, Bárbara Kreger quieren apoyar con su mecenazgo el “gran valor” de La Garma y mostrarla al Mundo.

Convenio de Colaboración

El mecenazgo de la Fundación Stuart Weitzman se ha materializado a través de la firma de un convenio con el Gobierno de Cantabria y la World Monument Found (entidad dedicada a la protección del patrimonio histórico) el día 21 de Septiembre de 2017. El acto ha tenido lugar en el Museo de Prehistoria y Arqueología de Cantabria (MUPAC) y en el mismo han comparecido tanto los citados Weitzman y Kruger como el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. Además de la propia firma del convenio de colaboración el presidente de la comunidad ha hecho entrega a de una réplica de la placa en su honor que será colocada en la entrada de la Cueva de La Garma, como muestra de agradecimiento al apoyo de la Fundación Stuart Weitzman.

Realidad aumentada

Una de las obsesiones de Weitzman con la cueva es crear soluciones tecnológicas mediante gafas 3D y realidad virtual que permita al mundo “ver la cueva como si estuviesen en su interior”. Esta misma opción ya está disponible en otras cuevas de Cantabria como por ejemplo las Cuevas de Altamira.

Este proyecto sería vital para la difusión de La Garma, debido a que el complejo no es visitable al estar todos los restos en el suelo y poder deteriorarse si las visitas accediesen a la Cueva.

Primera visita de Weitzman a La Garma

La primera visita de Stuart Weitzman, el mecenas de la Garma, data de 2013 y le dejó “enamorado” de la gruta. Ya entonces los restos y pinturas le asombraron, en especial el esqueleto completo de león que se encuentra en su interior. Esta visita inicial fue absolutamente casual ya que llegó a Cantabria con el propósito de conocer la emblemática Cueva de Altamira, pero no pudo visitarla ya que no estaba abierta al público.

El propio director de la cueva de Altamira en ese momento, José Antonio Lasheras, le introdujo en el arte prehistórico y paleolítico y le instó a visitar todo el complejo de la Garma.

Segunda Visita de Weitzman a la Cueva de La Garma

El mecenas de La Garma, realizó el día 21 de Septiembre de 2017 una visita en profundidad a la Cueva de Omoño de una duración de unas 7 horas. En la misma fue acompañado por el director del Museo de Arqueología y Prehistoria, Roberto Ontañón y del arqueólogo Pablo Arias.

Acción Filantrópica

Weitzman ha confirmado que además de la colaboración ya pactada estaría abierto a seguir apoyando el proyecto si se llega a materializar el proyecto de creación de un centro de interpretación en La Garma.

 

 

El Mecenas de la Garma ▷ Stuart Weitzman y su Fundación
5 (100%) 3 votos